© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.



© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.
© NSDDTA.
© I'M NOT WORTHY OF YOUR LOVE.
Director/Autor: Luis Alberto Fernández González.

Todos los derechos reservados. Este blog y sus contenidos, tanto escritos como fotográficos o en cualquier otro formato, no pueden, ni en todo ni en parte, ser distribuidos, reproducidos, comunicados públicamente, tratados o en general utilizados por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.

Las fotografías publicadas en este blog han sido realizadas por © NO SOY DIGNO DE TU AMOR o cedidas personalmente por los autores y propietarios de las mismas.

© NO SOY DIGNO DE TU AMOR y Luis Alberto Fernández González no se hacen responsables de las opiniones, escritos y comentarios vertidos y publicados en el blog por sus colaboradores y seguidores.

viernes, 30 de agosto de 2013

INVESTIGACIÓN NSD II: El CINE, ¿UN NEGOCIO INSOSTENIBLE? (PARTE I)






Hace pocos días, la prensa local nos informaba que la ciudad de Avilés iba a perder su cine más antiguo el próximo día uno de septiembre. La falta de espectadores, la necesidad de inversiones (digitalización de las salas), la crisis... pone fin a los entrañables Multicines Marta, quedando la localidad sin cines comerciales en su término municipal y cerrando los únicos que quedaban en Asturias no vinculados a un centro comercial. Desgraciadamente, ni son los primeros cines que cierran..., ni serán los últimos. El declive viene de largo, la situación se repite en todas las ciudades españolas y el futuro parece desolador para una manifestación artística que nos seduce profundamente pero que somos conscientes que necesita una reinvención y adaptación a los nuevos tiempos. ¿Salpicará esta agonía a otros espacios culturales como los museos provinciales? Ver, veremos...






Fotografía 937.- Luis Alberto. Multicines Marta. (x). Avilés, 2013.





Vuelve "Investigación NSD", un nuevo espacio experimental de No soy digno de tu amor que pretende estudiar, profundizar y señalar de forma sistemática, determinadas materias, asuntos o hechos que nos ayuden a reflexionar, mejorar, fomentar nuestro espíritu crítico y ampliar conocimientos. Para esta primera parte, contamos con los comentarios de importantes firmas como: S.A.R la princesa de Bulgaria, Carla Royo-Villanova; el actor, Antonio Castro; el artista multimedia Varón Dandy; el conocido peluquero Luis Marinas y los directores de cine, Amanda Castro, Juan José Bors. Sus reflexiones y pensamientos nos ayudarán a analizar una situación que nos entristece y, por supuesto, a buscar soluciones posibles.






Fotografía 936.- Antiguo Cine París reconvertido en tienda de moda. L.A.F.G. A Coruña, 2013.





INVESTIGACIÓN: 

ANALIZAR EL CIERRE DE LOS CINES EN LAS CIUDADES.


LUGAR: 

AVILÉS, 2013.


PREGUNTAS: 

EL CINE, ¿NEGOCIO INSOSTENIBLE? ¿DEBE REINVENTARSE? ¿FIN DE UNA ÉPOCA? ¿CULTURA O NEGOCIO? ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN DEL CINE EN LA ACTUALIDAD? 






Fotografía 935.- Antiguo Teatro Arango, hoy clínica de estética. L.A.F.G. Gijón, 2013.





S.A.R. la princesa de Bulgaria, Carla Royo-Villanova.
Empresaria. Propietaria de "Carla Bulgaria Roses beauty".






Fotografía 934.- Carla Royo-Villanova. Guillermina Royo-Villanova. Madrid, 2013. 





Internet, home cinema y las nuevas tecnologías han acercado el cine a miles de hogares. El cine de gran pantalla, insustituible, debe reinventarse, quizá ajustando precios para sobrevivir. Para millones de personas acudir al cine se ha vuelto un lujo, y para colmo la subida del IVA no ha favorecido.





Antonio Castro.
Actor.






Fotografía 933.- Antonio Castro. Alfredo Pascual. Madrid, 2005.





A lo largo de este último siglo, gracias al cinematógrafo, la humanidad ha podido contemplar desde los asientos de una sala de cine la llegada del tren de Mataró. Ha vivido el amor entre candilejas. Ha cruzado un río grande en busca de horizontes lejanos desde donde contemplar una entrevista con el vampiro, o para identificar sospechosos habituales, o simplemente, para recordar que lo que el viento se llevó nos hacía la vida bella, aunque fuera más allá de Rangún, o incluso más allá del cielo. Lástima y profunda tristeza perderse a Julianne Moore y a Dennis Quaid a lo grande, y gran error... Con el cierre de las salas de cine, se habrá perdido un lugar en el mundo que puede arropar los sueños de un seductor, ocultar secretos y mentiras de un cowboy urbano, o apaciguar el fuego en el cuerpo si la proposición es indecente... Esos momentos se perderán como lágrimas en la lluvia.





Varon Dandy.
Artista multimedia.






Fotografía 932.- Varón Dandy. Marga Robledo. Luarca, 2012.





Que me encierren dentro del cine Aramo, del Ayala o del Fruela, de Oviedo. ¡En los cines Clarín, Brooklyn o hasta en los Minicines! Que me dejen alli olvidado con una proyección continua de todas mis preferidas..., alimentándome de palomitas, coca-colas, cigarrillos y, de cine. ¡Para siempre! Fuera de alli todo es tan cutre...




Amanda Castro.
Directora de cine.






Fotografía 931.- Amanda Castro. Versión Española. Estudios Buñuel. Madrid, 2013.





Me produce una gran tristeza este goteo constante de cierre de salas al que estamos asistiendo en las ciudades. Y, más allá de este síntoma, su origen: el desmantelamiento de la ya de por sí débil industria de nuestro cine. La experiencia cinematográfica genuina, la de la sala oscura y la gran pantalla, es mágica, uno de los grandes placeres que nos ofrece la vida. Pero sobre todo, el cine es, en palabras de los más grandes cineastas, una forma de conocimiento, un modo de descubrir, de ampliar nuestra concepción del mundo. El arte transforma la vida, ilumina nuestra realidad, enriquece nuestro espíritu..., y la desaparición de los cines y de todas las películas que ya no proyectarán, la empobrece tristemente. 





Luis Marinas.
Peluquero.






Fotografía 930.- Luis Marinas. Cani Fernández. Oviedo, 2013.





Es innegable que la desaparición de los cines es un desafortunado retroceso en la vida de nuestras ciudades. Aunque los cines constituyen una alternativa de ocio sana, no debemos relegar su papel a una mera forma de diversión... Los cines representan un medio para enriquecernos culturalmente pues nos ofrecen visiones y conocimientos de otras culturas y formas de pensar diferentes a la nuestra. A diferencia de la televisión que nos ofrece unos contenidos determinados, el cine nos da la libertad de decidir lo que queremos ver en todo momento. De igual manera, nos brinda la oportunidad de razonar, de dialogar, de reflexionar sobre lo que hemos visto y prestarnos a intensos debates y ampliar información sobre lo que acabamos de ver. La existencia de los cines en las ciudades debería perpetuarse en el tiempo.




Juan José Bors.
Director de cine.






Fotografía 929.- Juan José Bors. Julio Murias. Golden Cocktail Theatre. Oviedo, 2012.





Solo asistí a una sesión en los cines Marta, acompañado de una amiga avilesina de idéntico nombre, a la que conocí en un curso de guion que se celebró en pleno casco antiguo de la villa. Quise acudir porque se trataba de unos cines de la cadena Clarín, que me traían recuerdos de las multisalas cerradas en Oviedo hace años. En esos cines, que para mí siempre habían estado ahí, tenían cabida algunas películas que habrían sido clasificadas en otro tiempo como “de arte y ensayo”. Así surgió mi pasión por el cine, asociada a las viejas salas, que hoy en el mejor de los casos conservan su fachada. No es el momento de buscar culpables, sino de apoyar las iniciativas populares que intentan aportar soluciones imaginativas.






NOTAS:



© "Investigación NSD II: el cine, ¿un negocio insostenible? (Parte I)".

Autor: Luis Alberto Fernández González.
Este post tendrá continuidad. 
Muy pronto, "Investigación NSD II: el cine, ¿un negocio insostenible? (Parte II)".

© INVESTIGACIÓN NSD, es un nuevo espacio experimental de No soy digno de tu amor que pretende estudiar, profundizar y señalar de forma sistemática determinadas materias, asuntos o hechos que nos ayuden a reflexionar, mejorar, fomentar nuestro espíritu crítico y ampliar conocimientos.

Todos los derechos reservados. Este post (textos y fotografías) no pueden, ni en todo ni en parte, ser distribuidos, reproducidos, comunicados públicamente, tratados o en general utilizados, por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.


La fotografía número 934, ha sido cedida por Carla Royo-Villanova. Pertenece a la iniciativa "Yo me mojo por la reactivación de la economía y el derecho de todos al trabajo".
La fotografía número 933, ha sido cedida por Antonio Castro.
La fotografía número 932, ha sido cedida por Varon Dandy.
La fotografía número 931, ha sido cedida por Amanda Castro.
La fotografía número 930, ha sido cedida por Luis Marinas.
La fotografía número 929, ha sido cedida por Juan José Bors.
Las fotografías números 935, 936 y 937, pertenecen al archivo particular de Luis Alberto Fernández González.


Más información:



Agradecimientos:

S.A.R. Carla Royo-Villanova, Antonio Castro, Varón Dandy, Amanda Castro, Luis Marinas y Juan José Bors. No soy digno de tu amor es vuestra casa. Gracias amigos por vuestra lealtad, rapidez, paciencia y por no fallarme nunca. Vuestras reflexiones y comentarios dignifican mi/vuestro blog. ¡Os quiero!





El cine, ¿un negocio insostenible?, ¿cuál es tu opinión? ¿Sueles ir a menudo al cine? Si no vas, ¿cuál es el motivo? ¿Qué tipo de cine te interesa? ¿Han cerrado o van a cerrar algún cine/teatro en tu ciudad? ¿Cómo ves el futuro del séptimo arte? ¿Qué soluciones aportarías para que la gente acudiera más al cine? ¿Quiénes son tus actores/directores preferidos?



6 comentarios:

  1. Tal como lo estuvimos hablando, coincido totalmente con Carla.

    TODAS las industrias han tenido que modernizarse y el arte del cine no puede ser menos.

    El cine tal y como está planteado hoy es una industria nefasta que solo favorece a grandes productoras y directores con dinero.

    Vemos lo que la "Industria" quiere que veamos. Somos marionetas de ellos. Hay películas estupendas que duran 1 semana en cartelera, llevando a la quiebra a productores que han invertido todo en ello. Podría contarte mil historias.

    Por supuesto que quisiera que las cosas no cambiaran, por supuesto que quisiera ir cada fin de semana al cine como cuando era niña. Pero también quisiera tener un sueldo estable, como lo tenían mis padres, quisiera ver películas nacionales y no las de Usa. Todo es un círculo. Y desde luego 10 euros por persona es una ESTAFA.

    ResponderEliminar
  2. Una semana e incluso muchas..., ni llegan a estrenarse!!! Estoy contigo en todo lo que nos cuentas. Yo soy muy romántico y para mí el cine es más que un negocio..., es un arte y, por supuesto, cultura. Por esta razón pienso que hay también una responsabilidad y debería ayudarse más a una industria que genera muchos puestos de trabajo y que podría ser rentable. Bonos anuales, mensuales. Por qué los colegios no llevan a los escolares más al cine??? Recuerdo que cuando iba al colegio una vez a la semana o al mes nos proyectaban una película... Un beso Marisol, muchas gracias por tus palabras que siempre nos gustan muchísimo. Hasta pronto!!!

    ResponderEliminar
  3. Entre todos la matamos y ella solita se murió.
    Las causas de desaparición de los cines en las ciudades era una crónica de muerte anunciada. Las cosas desaparecen cuando dejan de interesar y no son rentables, entiendo que las empresas cierren sus cines en el centro de la ciudad si estos ya no les dan beneficios, son empresas. Si el cine es caro o barato, depende con que se compare y que prioridades tenga cada uno. Yo cada vez veo más sidrerías y bares abiertos.
    Hace doscientos años la gente veía la opera de pie mientras comía, salía, entraba, comentaba, se reía, gritaba, eso ahora es inimaginable, lo mismo que es inimaginable que se inaugurasen corrales de comedias en vez de teatros. Los cines han ido transformándose en función del gusto y las necesidades de cada época. Cuando se pusieron los multicines, los puristas aullaban porque eso no era ver una película en pantalla grande, había llegado el video y tuvieron que adaptarse, la cosa funcionó porque la gente se acostumbro a ver en sus casas estrenos en pantalla pequeña y empatizaron rápido con aquellas pequeñas salas que ofrecían varias películas en un solo local, las multisalas dieron un breve respiro. Ahora la gente se ha acostumbrado a pasarse media vida en los centros comerciales de la periferia, son una paradoja de nuestro tiempo, reproducen el centro de una ciudad en miniatura, preferimos la copia seriada y fácil, al original que ya tenemos o teníamos.
    Lo que ya me es más difícil de entender es porqué los teatros de titularidad pública que fueron en su momento también cines, como es el caso del Campoamor, el Filarmónica, Palacio Valdés o Jovellanos no vuelven a tener una programación de cine comercial como en el pasado. Pero eso ya es cuestión de los gestores culturales responsables, si tal fauna existe claro.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Ángel, qué interesante todo lo que nos comentas. Qué líneas tan brillantes...!!! Está claro, los tiempos evolucionan... avances tecnológicos, cambio en los intereses, gustos y ociosidades de la gente. El cine, como todo en esta vida, debe reinventarse y buscar nuevas vías si quiere seguir existiendo. Ahora, insisto..., un tema es el cine=negocio y otro es el cine=cultura. Como negocio, problema de los empresarios... Ellos sabrán que proyectar para rentabilizar las salas (qué tipo de público buscan, qué tipo de films...). Como cultura, debiera promocionarse más: ayudar al cine español, a los nuevos directores, reimpulsar la programación en los cines municipales... En fin, es un tema complejo y delicado que volveremos a tratar. Muchas gracias por tu enriquecedor comentario que dignifica este blog. Espero volvera leerte muy pronto... Ya sabes que NSD es tu casa. Un besazo...

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con la mayoría, ni el arte ni el cine han muerto, solo el modelo de negocio obsoleto que no da sino bandazos y prefiere prohibir y demandar a evolucionar.

    ResponderEliminar
  6. Gracias abstracta por tus líneas... Me encanta tu nick!!! Estoy contigo... ni el arte, ni el cine ha muerto... incluso te diría que jamás se ha visto tanto cine como ahora (evidentemente, por otros canales distintos a los tradicionales). Evolución, reinvención y adaptación a los nuevos tiempos. Un besazo y hasta pronto!!!

    ResponderEliminar