© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.



© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.
© NSDDTA.
© I'M NOT WORTHY OF YOUR LOVE.
Director/Autor: Luis Alberto Fernández González.

Todos los derechos reservados. Este blog y sus contenidos, tanto escritos como fotográficos o en cualquier otro formato, no pueden, ni en todo ni en parte, ser distribuidos, reproducidos, comunicados públicamente, tratados o en general utilizados por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.

Las fotografías publicadas en este blog han sido realizadas por © NO SOY DIGNO DE TU AMOR o cedidas personalmente por los autores y propietarios de las mismas.

© NO SOY DIGNO DE TU AMOR y Luis Alberto Fernández González no se hacen responsables de las opiniones, escritos y comentarios vertidos y publicados en el blog por sus colaboradores y seguidores.

jueves, 1 de octubre de 2015

ENTREVISTA AL FOTOPERIODISTA ÁLEX ZAPICO: APRENDIENDO A MIRAR.




"Álex Zapico representa la integridad, la lealtad, la ética..., tanto en lo personal, como en lo profesional. Su forma de trabajo es una lección de actitud y de moral para todos los que trabajamos en diferentes medios de comunicación. Álex y yo coincidimos en varios proyectos... Para mí era esencial transmitir al lector su apasionante vida, sus vivencias tan intensas, su conocimiento, su respeto a la vida de las personas y, especialmente, a los protagonistas de sus historias... Cada minuto con él es impagable...".

Vanessa Gutiérrez
Escritora.


"Álex Zapico es un polvorilla. Dotado de un carácter impulsivo y poseedor de la energía de un veinteañero, se compromete con múltiples causas, viaja y da a conocer otras realidades que la gente que vive instalada dentro de su zona de confort solo percibe por la prensa y la TV, y muestra su humanidad en el modo en que libra las batallas en las que toma partido... Pero ante todo, es un hombre de palabra... El publicar un libro de fotografías elaborado a partir de proyectos que se fueron quedando en un cajón es una prueba de ello, porque no importa cuántas veces la vida le haya podido traicionar (unas cuantas, como a todos...), siempre ha encontrado el modo de ponerse otra vez en pie y hacer buena la palabra que alguna vez haya dado, aunque solo fuera a sí mismo".

Omar Tuero
Cineasta.






Fotografía 2602.- Luis Alberto Fernández & Álex Zapico. Álex Zapico. Gijón, 2015.





"No soy digno de tu amor" es una historia de encuentros... Hombres y mujeres que, a lo largo de todos estos años, captan nuestra atención por su talento, por su actitud, por su dignidad y valentía... Admiraba a Álex Zapico Robledo (Gijón, 1976) desde la distancia, conocía sus fotografías, su pasión por viajar y su presencia constante en primera línea de "combate"... Esa primera línea incómoda, brutal, desgarradora, que desde nuestra comodidad observamos con hipócrita resignación... Necesitaba conocerle, sentirle cerca y descubrir a ese superhéroe gijonés que vuela por el mundo sin capa, sin meter ruido y que sintetiza todos los valores que me interesan en una persona: nobleza, pasión y valentía para enfrentarse a la realidad con los ojos bien abiertos. Hoy, es el gran día...

"NSDDTA" entrevista al fotoperiodista asturiano Álex Zapico... Una biografía intensa de rupturas y de búsquedas absolutas, una vida que podemos descubrir en su libro "Aprendiendo a mirar", que se presentó el pasado viernes en Gijón y que resume quince años de historias y de fotografías que no podían permanecer en el olvido. Sobran las preguntas... ¡Va por vosotros/as, seguidores/as fieles!, ¡va por ti, Álex!






Fotografía 2601.- De izq. a drcha.: Vanessa Gutiérrez, Rubén Vega y Álex Zapico. Presentación del libro "Aprendiendo a mirar" (1). Café Macondo. L.A.F.G. Gijón, 2015.






Fotografía 2600.- De izq. a drcha.: Vanessa Gutiérrez, Rubén Vega y Álex Zapico. Presentación del libro "Aprendiendo a mirar" (2). Café Macondo. L.A.F.G. Gijón, 2015.





"Soy hiperactivo desde que nací... De hecho, soy sietemesino... Tuve una infancia muy feliz. Me crié en una casa rodeado de álbumes fotográficos... De niño era muy guapo, muy rubio… Mi padre, Agustín Zapico, era muy aficionado a la fotografía y tenía una pequeña cámara con la que me hacía montones de fotos. Mi madre, María del Carmen Robledo… Tengo un hermano, Pablo Zapico. Te confieso que la pasión por la fotografía me vino mucho después… Estudié en Gijón en un colegio que había en Begoña y luego, en -La Paz-, que estaba en la calle San José. De allí me fui a cursar la FP por la rama de Delineación. Siempre me interesó mucho el tema de las casas y la decoración... Pasas más del 70% en casa y debe ser un espacio cómodo. Cosas de la vida, hoy  comparto espacio de trabajo con el arquitecto Vicente Díez Faixat. Mi tío, Daniel Robledo, es uno de los mejores arquitectos de Galicia. Cuando finalicé Delineación, preparé oposiciones para el ejército. Las aprobé y estuve cuatro años entre Lérida y Madrid. Curioso para una persona que hoy es antimilitarista"






Fotografía 2599.- Álex Zapico firmando algunos ejemplares de su libro "Aprendiendo a mirar". Café Macondo. L.A.F.G. Gijón, 2015.






Fotografía 2598.- "Aprendiendo a mirar". Álex Zapico. L.A.F.G. Gijón, 2015.






Fotografía 2597.- Álex Zapico y Luis Alberto Fernández. Presentación del libro "Aprendiendo a mirar". Café Macondo. L.A.F.G. Gijón, 2015.





"Entré en el ejército porque siempre me gustó viajar y la aventura. Tengo recuerdos muy positivos de aquella época. Viajábamos por todo el país y te daba la oportunidad de conocer a muchos soldados alemanes y americanos… En esta época, empecé a generar una conciencia de izquierdas. Me llamaban -el rojo-. Tenía al Che Guevara en la taquilla… Tuve también mi primera relación con el cine. En la película -Taxi- de Carlos Saura, hay una escena que se grabó en el cuartel de Madrid y allí aparezco de extra con el fusil. ¡Qué frío hacía!, se desmayaba la gente… Al final me aburrí y abandoné el ejército. Al regresar a Gijón, mi madre me apuntó a un curso de fotografía... Ya en el ejército estaba todo el día con la cámara. Fui monitor en Pajares de barranquismo, trabajé dos años en el albergue del Brañilín, aprendí esquí de travesía… Había estado en los scouts...".






Fotografía 2596.- Mali. "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).






Fotografía 2595.- Afganistán. "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).





"Prepararé el acceso a la Universidad por la UNED para matricularme en Ciencias Políticas. No acabé la Carrera porque como me apetecía trabajar con las manos, realicé un módulo de tornero en la Universidad Laboral... Me llamaban el tornero poeta porque leía poesía y hablaba de política. Los propios profesores me decían que no pintaba nada allí… A la vez, trabajé en un taller mecánico, TANOAL. Me trataron muy bien, pero esa época fue la más dura de mi vida... Llorabas de dolor por estar todo el día de pie y llegué a la conclusión de que no quería pasarme la vida entera taladrando, con las manos cortadas…  Era el año 1999, lo recuerdo porque fue cuando falleció el cantante Enrique Urquijo. No podía seguir con aquella vida, necesitaba viajar, conocer mundo...".

"En Europa nos sentíamos muy identificados con la revolución zapatista. Habíamos crecido con la sandinista, que era la revolución de mis padres… Me surgió una oportunidad para viajar tres semanas a Nepal. No llegué a ir aunque estaba muy ilusionado. Pronto, tuve la oportunidad de ir a  Cuba y conocer los pilares del partido comunista… ¡Me sonaba todo tan  bien! Así que me fui a ayudar a los cubanos en las cañas de azúcar. Mi sensación fue brutal, parecía que entrabas en una película de los años 50. ¡Todo me encantaba! Cuando llegué a la zona de recolección de caña, observé que, literalmente, me estaban tomando el pelo... Mientras los cubanos bebían ron, los europeos rompíamos caña sin conocimiento y encima pagábamos por ello. Así que me fui con los cubanos... Me sentía bien relacionándome con ellos, escuchando sus vivencias. Fui con una de las brigadas, montadas por asociaciones civiles para apoyar la revolución cubana, conocí a la hermana del Che… Empecé a viajar por Cuba, pero enfermé...". 






Fotografía 2594.- Luanda. "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).






Fotografía 2593.- Haití (1). "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).





"Me puse muy malo de amebiasis, una enfermedad intestinal causada por una ameba que puede extenderse a otros órganos. ¡Estuve a punto de -palmarla-! Apenas veía, no podía cerrar la mano... Estuve ingresado una semana en un hospital de Cuba, cogí fuerzas y me fui seis meses con los zapatistas a México… Me voy a Guerrero, a dos horas de México D.F., con Iñaqui, un compañero que había estado conmigo en Cuba, profesor en el Colegio Rosario Acuña. Nos instalamos en casa de unos santeros que nos metían mucho miedo con el tema de la revolución zapatista: ¡Están en guerra, no bajéis! Gastaba mucho dinero, que tampoco tenía... Me preguntaba, ¿a qué viniste? Así que me vi en una terminal para pillar un autobús que me llevara a San Cristóbal de las Casas (Chiapas). Me metí en el autobús absolutamente -acojonao-: indígenas, gente  con machetes, gallinas... ¡No me levanté ni a mear en las 18 horas que duró el viaje para que no me viera nadie! Quería pasar desapercibido. No me bajaba ni en las paradas que había… Fue un viaje tremendo, pasamos por diez -checkpoints-... La primera fotografía del libro muestra uno de esos controles militares. Es una fotografía que significa mucho en mi vida, como todas las del libro".

"Este viaje marcaría toda mi vida y, especialmente, mi futura vida profesional. La decisión que tomé en aquella estación, lograr vencer esa duda de voy, no voy..., define lo que soy hoy. Para ir a Chiapas tuve que memorizar una dirección... Había dos maneras para entrar en los campamentos de los zapatistas: con Bartolomé de las Casas (asociación de San Cristóbal relacionada con la iglesia), o a través de un enlace civil. Había una red europea para llevar gente voluntaria a la selva Lacandona y yo intenté entrar con el enlace civil que me enviaron desde Asturias. Allí estabas una o dos semanas esperando a que te dieran un destino. La gente que estábamos en los campamentos ayudábamos a los indígenas pasando informes del movimiento militar. Se pasaban los datos a informe civil para que ellos denunciaran; por ejemplo, han detenido a 20 indígenas... Un día me dijeron: -vas a Polhó (Chenalhó, Chiapas)-. Me dieron dos papeles para que escribiera dos cartas de despedida, una dejando claro que el enlace civil no tenía ninguna responsabilidad sobre mí, y otra para mi familia por si me mataban... Nunca crees que te pueda suceder nada, pero puede  pasar…".






Fotografía 2592.- Colombia. "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).






Fotografía 2591.- Asturias. "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).





"Fue mi prueba de fuego y me di cuenta que una cámara de fotos podía salvar vidas. Donde estábamos nosotros sucedían menos abusos porque podíamos enseñar las pruebas al exterior. Nuestra labor era hacernos visibles. Estuve en Polhó cuatro meses… Imagínate a veinte europeos repartidos por un espacio como Gijón. La entrada más fácil era como turista... Lo más peligroso era la salida… Llegamos a estar solos dos extranjeros en Polhó, Luchi, una argentina, y yo. Aquello se complicó muchísimo, hacían cinturones con mujeres y niños para que no entraran los militares, dormíamos en hamacas…".

"Un día, escuchamos tiros… Llegaron unos hombres para que les acompañáramos... Los paramilitares habían cercado a un grupo de indígenas. Si no los sacábamos de allí, los mataban... Teníamos tres furgonetas y fuimos a buscarles. Hasta ese momento, llevábamos siempre un pañuelo cubriéndonos la cara... Allí teníamos que ir a cara descubierta y repitiendo constantemente y muy alto, nuestro nombre y el pasaporte. Ibas viendo militares a cada lado, hasta que llegamos a la casa y pudimos sacar a los indígenas. ¡Los iban a matar! Yo creo que no fui consciente del riesgo… Hay algo de enganche y la responsabilidad es tan grande que ni lo piensas. Te vienes abajo después...  Me acuerdo regresar con ellos y observar a la gente llorar y abrazarse. Ese día cambió algo, nos la habíamos jugado y ya éramos parte de ellos... Ahí empiezo a tomar conciencia de que mi herramienta para salvar vidas era haciendo fotos". 






Fotografía 2590.- Haití (2). "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).





"Cuando me fui de allí tenía claro que quería seguir viajando a zonas de conflicto. Me vuelvo a España, a Gijón... Vine muy concienciado, muy obsesionado... En el año 2001, partí para AfganistánFuimos el primer camión de ayuda humanitaria que entró por Mazar-e Sarif. Lo tuve que conducir yo... Historias, anécdotas… Me han pasado cosas que dices..., ¡qué suerte! En Afganistán habían matado a mucha gente, había mucho miedo… Se me pone la carne de gallina mientras te cuento todo esto y pienso en todos los sitios en los que he estado: Angola, Irak, Guatemala, Haití, Colombia, Mali, Senegal, Libia, Palestina... Escribo diarios, me gusta recordar anécdotas, nombres, personas... Pego en ellos objetos de todo tipo... Los escribo con mucho detalle, aunque ahora mucho menos porque las fotos me sirven de diario".

"Sobre las noticias que estamos viendo estos días en las televisiones, no está sucediendo nada que no haya pasado siempre: guerras, conflictos, refugiados... Todo es tan viejo como el ser humano, solo que ahora estas situaciones nos llegan de manera más rápida. La guerra es horrible, pero es parte de nosotros... Hasta hace muy poco tiempo, diez o quince años, la gente que vivía en Senegal, Sierra Leona..., no tenía ni idea de cómo vivíamos aquí y se adaptaban a la miseria que tenían. Con la llegada de los medios de comunicación, comenzaron a ver la calidad de vida que había en otros lugares y evidentemente quieren lo mismo, por eso los conflictos se han extendido hasta nuestro territorio. Simplemente quieren las mismas comodidades que tenemos nosotros".






Fotografía 2589.- Paraguay. "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).






Fotografía 2588.- Palestina. "Aprendiendo a Mirar". Álex Zapico. Libro presentado en Gijón (septiembre de 2015).





"Ahora toda la gente se llena la boca con la solidaridad, pero es una solidaridad volátil que no cuesta nada. Hablar es muy fácil, colgar en una red social que se ayuda a los refugiados no aporta nada, es una ayuda de gas, es una solidaridad para las redes sociales... Cada uno de nosotros puede hacer muchas cosas... Tenemos muchos niños institucionalizados que necesitan familias que los acojan… Yo estoy realmente ofendido con esta falsa solidaridad actual porque los conflictos siempre han existido. Hay más de cuarenta millones de refugiados. Los palestinos mueren en la Franja de Gaza, en Zaatari (Jordania) hay un campamento con cuatro millones de refugiados donde los niños se mueren de frío en invierno y nadie pregunta por ellos... Hay que ayudar a la gente que lo está pasando muy mal, pero siempre, no en función de modas pasajeras. La gente no es consciente de lo que realmente es un refugiado: violaciones, familias separadas que necesitan apoyo psicológico… Ahora tengo varios proyectos en mente: -No habrá paz sin las mujeres-, que muestra la capacidad de las mujeres para cambiar el mundo; un proyecto en Honduras relacionado con un tema de defensa de la biosfera y millones de proyectos más que podrán salir o no, pero que me ilusionan y dan sentido a mi vida"





NOTAS:

© "ENTREVISTA AL FOTOPERIODISTA ÁLEX ZAPICO: APRENDIENDO A MIRAR". Autor del post: Luis Alberto Fernández González.

Entrevista realizada a Álex Zapico el día 25 de septiembre de 2015. Textos iniciales: Vanessa Gutiérrez y Omar Tuero en exclusiva para "No soy digno de tu amor".

Las fotografías números: 2588, 2589, 2590, 2591, 2592, 2593, 2594, 2595 y 2596, han sido realizadas y cedidas a "No soy digno de tu amor" por Álex Zapico. 
Las fotografías números: 2597, 2598, 2599, 2600, 2601 y 2602, pertenecen al Archivo Particular de Luis Alberto Fernández González.

Todos los derechos reservados. Este post (texto y fotografías) no pueden, ni en todo ni en parte, ser distribuidos, reproducidos, comunicados públicamente, tratados o en general utilizados, por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.


¡¡¡TE QUIERO A MI LADO!!! Hazte seguidor del blog y anímate a escribir tus comentarios. ¡¡¡Muchas gracias!!!

Twitter @NSDDTA
Facebook: No Soy Digno De Tu Amor
Facebook: Luis Alberto Fernández González
Instagram nosoydignodetuamor
Google + Luis Alberto Fernández González "No soy digno de tu amor"


Más información en:

http://alexzapico.es/


Agradecimientos:

Vanessa Gutiérrez y Omar Tuero: Muchas gracias por vuestra colaboración en este post. Un abrazo muy fuerte.

Álex Zapico: Muchas gracias por este regalo, por facilitar nuestro encuentro y por tu generosidad... Me quedo con muchos momentos y sensaciones, pero jamás podré olvidar esa "piel de gallina" que muestra tanta verdad, pasión y sentimiento... Este reportaje marcará un antes y un después en este blog. Un nuevo camino que apostará por difundir el trabajo y las necesidades de la gente que verdaderamente contribuye a que este mundo sea mejor. Lo demás, no me importa. No me quiero imaginar los kilómetros que te quedan por recorrer, las vidas que salvar y los/as protagonistas que conocer... Enhorabuena por tu libro "Aprendiendo a mirar" que desde aquí recomendamos a todos/as nuestros/as seguidores/as. Quince años de fotografías de un hombre genial e imprescindible... ¡¡¡Gracias Álex y, por favor, cuídate mucho!!!




¿Qué te ha parecido la entrevista a Álex Zapico?, ¿qué opinas de su actitud y valentía? ¿Conoces a algún/alguna héroe/heroína que merezca nuestro reconocimiento? ¿Crees que los medios de comunicación muestran una visión real de los conflictos que afectan a medio mundo? ¿Eres solidario/a? ¿Colaboras con alguna ONG? ¿Qué haces en tu día a día que contribuya a mejorar este mundo? ¿Eres de los/as que se implica o de los/as que mira para otro lado ante los problemas de los demás? ¿Has viajado a algunos de los países que menciona Álex? Cuéntanos tu experiencia... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario