© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.



© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.
© NSDDTA.
© I'M NOT WORTHY OF YOUR LOVE.
Director/Autor: Luis Alberto Fernández González.

Todos los derechos reservados. Este blog y sus contenidos, tanto escritos como fotográficos o en cualquier otro formato, no pueden, ni en todo ni en parte, ser distribuidos, reproducidos, comunicados públicamente, tratados o en general utilizados por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.

Las fotografías publicadas en este blog han sido realizadas por © NO SOY DIGNO DE TU AMOR o cedidas personalmente por los autores y propietarios de las mismas.

© NO SOY DIGNO DE TU AMOR y Luis Alberto Fernández González no se hacen responsables de las opiniones, escritos y comentarios vertidos y publicados en el blog por sus colaboradores y seguidores.

martes, 1 de diciembre de 2015

CAMPAÑA DÍA MUNDIAL DEL SIDA 2015: "SIN ESTIGMAS".





"Los preservativos son una forma eficaz de protección frente al VIH y otras ITS siempre que se usen de forma correcta y sistemática en todas las relaciones sexuales con penetración (vaginal, anal u oral). Estudios de laboratorio indican que los preservativos de látex constituyen una barrera física efectiva que impide el paso de microorganismos u otras partículas del tamaño del virus. Protegen frente a la transmisión del VIH, otras infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados. Las posibles roturas y deslizamientos del preservativo se deben más a fallos del usuario que al producto en sí. Es importante respetar la fecha de caducidad, que esté homologado, no guardarlos en sitios que tengan temperaturas elevadas y vigilar no romperlo al abrir el envoltorio. También existen preservativos de poliuretano para personas alérgicas al látex. En el caso de usar lubricantes, deben ser siempre lubricantes de base acuosa. No se deben utilizar aceites grasos como lubricación (vaselina, cremas o lociones corporales)".

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.






Fotografía 2796.- Campaña día Mundial del Sida 2015: "Sin estigmas". Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.





"No soy digno de tu amor" se suma a la campaña "Sin estigmas", en el Día Mundial del Sida.

El Día Mundial del Sida, conmemorado anualmente el 1 de diciembre, está destinado a la concienciación pública sobre la infección por el VIH. Cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para el SIDA y de todos los agentes implicados en la respuesta a la epidemia. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través del Plan Nacional sobre el Sida, diseña e implementa anualmente una campaña en esta fecha, con la colaboración de las CCAA y las ONGs, dirigida a la población general y a la que "No soy digno de tu amor" se suma. Uno de los objetivos de prevención del Plan Estratégico de Prevención y Control del VIH y otras ITS 2013-2016 es incrementar los conocimientos frente a la infección del VIH y otras ITS siempre promoviendo la igualdad de trato y la no discriminación de las personas afectadas y empoderándolas para evitar la autoexclusión, fomentando habilidades que ayuden a afrontar el posible estigma y discriminación.

La importancia de proteger y promover los derechos humanos para conseguir una respuesta efectiva frente al VIH está reconocida prácticamente desde el inicio de la epidemia y se ha reafirmado a lo largo del tiempo a través de fuertes compromisos a nivel internacional. Un avance considerable es el compromiso "Cero discriminación", planteado por la Estrategia "Llegar a cero" de ONUSIDA para 2011-2015. Por estos motivos, la campaña del Día Mundial del Sida de 2015, "Sin estigmas", se centra en la lucha contra el estigma y la discriminación hacia las personas con VIH y sus entornos, con el fin de alcanzar la cero discriminación.

Los avances en los tratamientos y en la atención sanitaria han hecho de la infección por VIH en el mundo occidental una enfermedad crónica. Actualmente, la calidad y la esperanza de vida de las personas con VIH podrían equipararse a la de muchas otras personas. Sin embargo, los cambios en la percepción social del VIH han sido menos significativos. Sus vías de transmisión, sus implicaciones respecto a los mandatos de género más tradicionales y su asociación en el imaginario social a grupos socialmente excluidos son causa del estigma asociado a la infección y motivo de discriminación en distintos ámbitos.

El Estigma es un "atributo que desacredita socialmente a quien lo soporta, que queda sometido a reacciones adversas, de hostilidad y de rechazo, que favorecen la soledad y el aislamiento social" (Goffman, 1963). Además, puede producirse autoestigmatización cuando las personas con VIH interiorizan o anticipan las actitudes sociales que se experimentan en la sociedad. Puede ocasionar vergüenza o desprecio de sí mismo, sentimientos de culpabilidad y de inferioridad, que pasan a formar parte de su identidad favoreciendo situaciones de autoexclusión en múltiples ámbitos de la vida.

En 2001, ONUSIDA indicaba que el estigma relacionado con la infección por el VIH podría ser el obstáculo más grande al que las personas y las comunidades así como los políticos y los líderes religiosos que trabajan en la respuesta a la epidemia de VIH han de hacer frente. Un esfuerzo muy importante para responder al estigma no solo mejorará la calidad de vida de las personas infectadas por el VIH y de las personas que son sumamente vulnerables a la infección, sino que reúne las condiciones necesarias de una reacción a gran escala frente a la epidemia. La Discriminación se produce "cuando el estigma se instala" (ONUSIDA, 2005). Se considera discriminación arbitraria en relación con el VIH cualquier medida que acarree una distinción arbitraria entre las personas por razón de su estado de salud o su estado serológico respecto al VIH, confirmado o sospechado. La discriminación arbitraria puede ser el resultado de una acción o una omisión. A este tipo de discriminación se le denomina, también, serofobia.

En este sentido, muchas personas con VIH han visto vulnerados algunos de sus derechos fundamentales debido a su enfermedad, como el acceso a seguros y prestaciones sociales, a oportunidades de trabajo o a la entrada como turistas o como trabajadores a determinados países. Adoptar las medidas adecuadas para erradicar la discriminación hacia las personas con VIH y defender sus derechos es un reto fundamental en la respuesta a la epidemia.

Desde el punto de vista de la Salud Pública, el estigma que sufren las personas con VIH es un obstáculo para el acceso a los servicios de salud, al diagnóstico y al tratamiento. Los prejuicios acerca de las enfermedades infecciosas y en particular, las de transmisión sexual, así como la información errónea sobre las vías de transmisión del VIH provocan desigualdad en el acceso y la utilización de servicios de salud, prestaciones sociales, al mercado laboral o a la vivienda.

A pesar de las mejoras en los últimos años en la protección de los derechos de las personas con VIH, todavía hoy persisten situaciones de discriminación. La discriminación real o percibida en el ámbito laboral puede llevar a las personas con VIH a retrasar las visitas a las unidades sanitarias especializadas o evitar el tratamiento de la infección, para evitar comunicar en el trabajo la causa de dichas visitas. A ello se suma el miedo a ser vistas en las salas de esperas o el temor anticipado a los efectos secundarios de algunas medicaciones (lipodistrofia). Ocultar el estado serológico puede provocar un aumento considerable de los niveles de estrés de la persona con la consiguiente posibilidad de debilitamiento en el sistema inmunológico. Al ocultar el estado serológico por temor a que sus amistades o familiares las abandonen o sean objeto del mismo estigma, algunas personas con VIH limitan sus relaciones interpersonales reduciendo sus redes de apoyo e incrementando el riesgo de aislamiento y discriminación. El rechazo social y la discriminación pueden minar la autoestima de las personas con VIH y afectar a su motivación para asumir pautas correctas de cuidado personal y de adherencia al tratamiento antirretroviral.

El temor a las consecuencias de un resultado positivo en la prueba del VIH es un motivo asociado con el retraso en la detección y en el tratamiento de la infección. Esto tiene efectos adversos sobre la salud de las personas infectadas. En cambio, el diagnóstico precoz tiene efectos positivos para contener la transmisión ya que es más probable que las personas que saben que tienen VIH adopten comportamientos preventivos. El estigma hacia las personas con VIH percibida provoca que algunas de ellas teman proponer prácticas de reducción de riesgo como el uso del preservativo o eviten comunicar su estado serológico por miedo al rechazo de sus parejas. La discriminación y el estigma asociados a la infección dificultan a las personas con VIH que sufren violencia de pareja la salida de la situación de maltrato, y origina formas concretas de violencia psicológica ejercidas por el maltratador. El estigma en torno al VIH, sumado al que pesa sobre la sexualidad y sobre el consumo de drogas dificulta la puesta en marcha de estrategias y políticas de prevención de nuevas transmisiones.

El estigma puede ser reducido a través de una variedad de estrategias de intervención que incluyen la información, el consejo, la adquisición de habilidades y el contacto con personas afectadas. Esto requiere trabajar tanto con la población general (estigma confirmado y discriminación), como con las personas con VIH (estigma percibido). Asimismo, es fundamental un abordaje intersectorial y multidisciplinar. Una herramienta fundamental para trabajar el estigma confirmado y la discriminación es la educación. Diversos estudios han demostrado que las personas mal informadas o desinformadas acerca de la transmisión del VIH tienen probabilidades mucho más altas de tener actitudes discriminatorias que las que están bien informadas.

Hay que destacar la importancia de velar por un adecuado tratamiento jurídico de la discriminación por razón de VIH y la promoción de denuncias por parte de las personas que sufren o han sufrido discriminación. La utilización de los sistemas legales para denunciar la discriminación puede servir para deslegitimarla y desnaturalizarla. En este sentido, es importante tanto que las personas con VIH conozcan bien sus derechos, como la formación de los juristas y jueces en este ámbito.

Por último, numerosos organismos nacionales e internacionales reconocen la importancia de los medios de comunicación en la respuesta a la epidemia. Los medios de comunicación, gracias a su amplio alcance, son actores fundamentales en la difusión de información e ideas, tanto escritas como en imágenes, sobre la epidemia del VIH. Por ello, es crucial establecer alianzas que fomenten la utilización de conceptos correctos y el uso de un lenguaje preciso, que permitan comunicar mensajes libres de prejuicios y discriminación sobre las personas afectadas por el VIH y sus entornos.





INFORMACIÓN SOBRE VIH/SIDA EN:

http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/home.htm

TELÉFONO DE INFORMACIÓN

Cruz Roja Española: 900-111-000.





NOTAS:


© "CAMPAÑA DÍA MUNDIAL DEL SIDA 2015: -SIN ESTIGMAS-". Autor del post: Luis Alberto Fernández González.

Textos del post: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

La fotografía 2796 pertenece al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. 


Todos los derechos reservados. Este post (texto y fotografías) no pueden, ni en todo ni en parte, ser distribuidos, reproducidos, comunicados públicamente, tratados o en general utilizados, por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.


¡¡¡TE QUIERO A MI LADO!!! Hazte seguidor del blog y anímate a escribir tus comentarios. ¡¡¡Muchas gracias!!!


Twitter @NSDDTA
Facebook: No Soy Digno De Tu Amor
Facebook: Luis Alberto Fernández González
Instagram nosoydignodetuamor
Google + Luis Alberto Fernández González "No soy digno de tu amor"


Más información en:

http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/home.htm
http://www.msssi.gob.es/campannas/campanas15/DiaSida.htm



¿Sufren hoy discriminación las personas con VIH? ¿Cómo se puede reducir el estigma y la discriminación? ¿Sabes que puedes hacer en caso de sufrir una discriminación por tener VIH? Con datos del 2010, ¿sabías que unos 49 países, territorios y áreas imponen algún tipo de restricción en la entrada, estancia o residencia de las personas que viven con el VIH en función de su estado serológico? ¿Conoces cómo se transmite y no se transmite el VIH?¿Tienes sexo seguro?, ¿te haces las pruebas del VIH con regularidad?



No hay comentarios:

Publicar un comentario